jueves, 26 de septiembre de 2013

Economía y Gestión en la Universidad Abat Oliba CEU

En no pocas ocasiones hemos hablado en este blog acerca de la escasa cultura económica que sufre una gran parte de la población. En general nos cuesta comprender los productos financieros que contratamos, lo que unido a la falta de ética de algunas empresas se termina traduciendo en graves problemas como pueden ser las famosas preferentes o las clausulas suelo en las hipotecas.

La solución a este gran problema pasa por una adecuada educación en materia económica. Una formación que debería comenzar desde las primeras etapas de nuestra vida y que nos permitiría afrontar desde una posición ventajosa las negociaciones de productos financieros.


En esta ocasión os queremos hablar sobre el grado formativo de Economía y Gestión ofrecido por la universidad Abat Oliba CEU. Una excelente opción para recibir una formación integral en los campos económico, jurídico y empresarial que nos situará en un buen punto de partida para competir en el mercado laboral.

Los 240 créditos ECTS que se reparten a lo largo de los cuatro cursos de este grado incluyen tanto un trabajo de fin de grado como prácticas en empresa asegurándonos de esta manera una experiencia de gran valor una vez finalizados los estudios.

La gran oferta de asignaturas de carácter optativo nos permitirán configurar nuestro curriculum potenciando aquellas áreas que consideremos más importantes para nuestro futuro laboral. De esta forma podremos lograr especializaciones a través de asignaturas tan llamativas como Derecho del consumidor, Normas técnicas de edificación o Fiscalidad inmobiliaria.

Para terminar cada destacar el amplio programa de ayudas que ofrece la universidad Abat Oliba CEU de forma que ya sea por méritos académicos o por circunstancias personales podremos optar a ayudas que cubrirían el coste del 100% del primer año de matrícula.

Puedes obtener más información directamente a través de la web oficial de la universidad dirigiéndote directamente al Grado en Economía.

No hay comentarios: