lunes, 23 de noviembre de 2009

Depósito 2038 en Caja Madrid

Depósito 2038 en Caja MadridSi hace un par de semanas hablábamos de la cuenta vivienda ofrecida por Caja Madrid, en esta ocasión es otro productos de inversión, el depósito 2038, el que despierta nuestro interés.

Precisamente en las campañas de televisión que durante las últimas semanas hemos podido disfrutar, se promocionaban los números que identifican las cuentas de Caja Madrid - 2038 - y esté es precisamente el nombre elegido para su depósito de ahorro.

Si comenzamos comentando los puntos fuertes deberíamos citar el tipo de interés que se eleva al 3,25% TAE durante el plazo fijo de un año. Hasta aquí todo bien, pero una vez que analicemos las condiciones de acceso al mismo, tal vez la idea ya no resulte tan llamativa.

Para poder disfrutar de las liquidaciones trimestrales que se realizarán a lo largo del año tendremos que ir cumpliendo una serie de requisitos que irán in-crescendo desde una tarjeta de crédito y otra de débito, domiciliar ingresos, recibos, y finalmente un plan de pensiones.

De no cumplir estos requisitos la rentabilidad cae un 50%, de forma que se quedaría en un 1,625% TAE. Personalmente podría considerar aceptable obligar a la domiciliación de la nómina, pero el resto de condiciones son exageradas para ofrecer un depósito de tales condiciones.

Es esta la razón por la que insistimos en que la única virtud de CajaMadrid es la excepcional red de oficinas, pero con productos financieros de tan baja rentabilidad resulta preferible buscar otra entidad para nuestros ahorros.

Por cierto, también es necesario dimensionar adecuadamente las oficinas ya que lo que no tiene sentido es tener que llevar un buen libro cada vez que tenemos que realizar cualquier trámite en la oficina por los 30 minutos de media que tendremos que invertir.

miércoles, 11 de noviembre de 2009

Cuenta vivienda en CajaMadrid no convence

Caja MadridLa actual situación económica ha provocado que las cuentas viviendas hayan perdido el interés que suscitaron hace unos años. En la actualidad el excesivo precio de la vivienda unido a los bajos ingresos convierten a las cuentas vivienda en un producto de escaso tirón.

Si a ello le unimos además los escasos intereses ofrecidos por bancos y cajas, entonces entenderemos que estas cuentas hayan caído en el olvido para los jóvenes en busca de piso.

Un claro ejemplo del ajuste de rentabilidad que están sufriendo estos productos lo pone de manifiesto la entidad Caja Madrid, la cual ha reducido la rentabilidad de este producto a mínimos históricos.

De esta forma, si nuestros ahorros no alcanzan los 3.000 euros la rentabilidad asociada será de un 1,00% TAE. Para importes comprendidos entre los 3.000 y los 30.000 euros el tipo de interés aumentará hasta el 1,51% TAE, y si superamos los 30.000 euros podremos optar a un 2,00% TAE.

Bajo estas premisas el único interés que puede suscitar la cuenta nómina es la desgravación anual que podremos realizar en nuestra declaración de la renta. Pero teniendo en cuenta que la vivienda sigue a la baja casi preferiría no pillarme los dedos con este producto.