martes, 14 de julio de 2009

Elegir banco o caja de ahorro

AhorrarNormalmente la decisión de crear nuestra primera cuenta en un banco o caja de ahorros la tomamos cuando recibimos nuestra primera nómina, momento en el cual solemos optar por el banco que han venido utilizando toda su vida nuestros padres.

Por desgracia esta no es una buena política para lograr acceder a un producto ventajoso, y a la largo una mala elección de entidad financiera no puede suponer unos elevados costes en cuestión de comisiones.

Por esta razón, a la hora de abrir nuestra primera cuenta en un banco, o si decidimos cambiar de banco por cualquier razón, deberíamos elaborar un listado con ventajas y desventajas de cada opción que vayamos a considerar.

A continuación te exponemos algunas de las cuestiones que deberías considerar para lograr acertar en tu decisión.

Cercanía de la sucursal más próxima. Nos guste o no, al final, tendremos que pasar bastante tiempo por la sucursal de nuestro banco o caja, por lo que buscar una cerca de nuestra residencia con un horario de apertura compatible a nuestra agenda resultará esencial.

Comisiones y mantenimientos. En un principio pensaremos que simplemente necesitamos una cuenta para nuestros ahorros, pero poco a poco descubriremos que es necesario hacer transferencias, recibir cheques, o contratar una tarjeta. Tendremos que preguntar por los costes asociados a cada una de estas operaciones, así como el coste de mantenimiento de estos productos, incluida la cuenta de ahorro.

Colas y tiempos de espera. No resulta nada inusual tener que invertir entre 15 y 30 minutos en la cola de un banco. Esto se solucionaría fácilmente incluyendo más personal en la sucursal, pero esta opción depende del banco, y no todos están por la labor de invertir en personal. Comprueba tu mismo las colas que se forman en cada banco y elige el más acertado. El tiempo es oro, y tu tiempo mucho más.

Obra social. Por otro lado deberíamos saber que las cajas de ahorro están obligadas a invertir parte de su beneficio en la llamada obra social. Los bancos no tienen esta obligación, lo que tampoco quiere decir que no puedan invertir en ello. En cualquier caso las obras sociales también suelen ser unas tapaderas para publicitar el propio banco, así que deberías elegir aquel que consideres que hará un uso más respetuoso de tu dinero.

Online o tradicional. El miedo por tener nuestros ahorros en un banco online ya quedó atrás. Muchas entidades han demostrado que este modelo funciona y que a cambio pueden ofrecer mejores condiciones en sus productos financieros. Por contra no dispondrás de una sucursal donde acudir ante cualquier problema, y un teléfono de atención al cliente puede llegar a ser desquiciante.

Tipos de interés. En la mayoría de los productos que solicitemos el tipo de interés será la clave de su rentabilidad, ya sea un préstamo, una hipoteca o un depósito bancario. Por normal general los bancos y cajas más pequeños suelen ofrecer mejores condiciones ya que necesitan atraer clientes, por contra los bancos ya establecidos y que gozan de popularidad ofrecen las condiciones menos interesante.

Bueno, esperamos haberte ayudado a conocer los parámetros que deberías valorar a la hora de elegir tu banco o caja de ahorros. Recuerda que lo peor que puedes hacer es no elegir, así que ejerce tu derecho.

No hay comentarios: